Desde hace mucho tiempo que ha existido esta “moda” de los electroestimuladores, pero dudo que la mayoría de las personas sepan exactamente cómo funciona uno de estos aparatos, incluso puede que algunos no sepan con exactitud que es un electroestimulador.

Si llegaste hasta aquí, seguramente quieres saber qué clase de equipamientos son estos, y nuestra meta de hoy es que entiendas de la manera más clara y concreta que son y cómo funcionan estos aparatos que se han vuelto cada vez más solicitados. Empecemos.

¿Qué es la electroestimulación?

Antes de iniciar con el tema principal, hay que dejar en claro cuál es la manera en la que funcionan estos aparatos, que es a través de la llamada electroestimulación.

La electroestimulación es la técnica que utiliza corriente eléctrica, para provocar una contracción muscular notable, y se puede usar para prevenir, para entrenar o para tratar los músculos, con una finalidad terapéutica o para mejorar el rendimiento de los músculos.

La electroestimulación neuromuscular consiste en enviar una corriente eléctrica a través de los electrodos, generando la contracción de las fibras musculares sin necesidad de que intervenga activamente el sujeto.

Desde hace mucho tiempo que la electroestimulación se ha utilizado en medicina, específicamente en el campo de la rehabilitación, y desde ese entonces ha contribuido de manera significativa al tratamiento de una gran cantidad de patologías musculares que existían mucho en el pasado.

¿Qué es un electroestimulador?

Un electroestimulador es, basándonos en lo anteriormente planteado, un generador de corriente eléctrica, que produce impulsos eléctricos con la suficiente energía para generar un potencial de acción en las células excitables: musculares o nerviosas (sensitivas con resultados analgésicos y eferentes con resultados motrices), y así modificar su estado habitual, que es el reposo.

El aparato debe ser de baja frecuencia, de entre 1 a 120 Hz por segundo, para que nos asegure una contracción muscular potente, visible y fisiológica, además de prevenir el surgimiento de sensaciones eléctricas desagradables y que no produzca ninguna clase de irritación o quemadura en la piel de la persona que lo está utilizando.

Normalmente los electroestimuladores musculares suelen tener más de un canal (normalmente existen modelos de entre 2 a 4 canales). El hecho de que tenga entre dos y cuatro canales aporta la posibilidad de abracar una mayor superficie o de tratar dos zonas distintas del cuerpo al mismo tiempo, por ejemplo los dos cuádriceps.

¿Para qué sirve un electroestimulador?

Este tipo de aparatos se usa en muchos ámbitos que tengan que ver con la estética y el bienestar físico, a la vez que se usa también para tratamientos terapéuticos o de rehabilitación.

Como se puede intuir, el uso de estos dispositivos puede ser tanto como para estimular, tonificar y fortalecer los músculos, lo cual se puede lograr más rápido si se aplica también un régimen de ejercicio y una dieta balanceada, como tratamiento para aliviar dolores musculares o rehabilitación.

A través de este tratamiento eléctrico, se pueden mejorar los sectores musculares que vayas a trabajar con este equipamiento.

Tipos de electroestimuladores

Antes de empezar, hay que dejar en claro que no todos los electroestimuladores son iguales a la hora de trabajar los músculos, por eso se dividen en categorías, ya que cada uno se enfoca en una parte concreta del cuerpo.

Las categorías en las que se pueden clasificar a los electroestimuladores son:

Si deseas informarte visita

Si quieres comprar los mejores visita aquí

¿Cómo se usa un electroestimulador?

Dependiendo del uso y el objetivo que quieras lograr con este dispositivo, lo principal que se tiene que entender es que básicamente consiste en colocar los electrodos en el área que deseas trabajar, teniendo en cuenta también como la quieres trabajar.

Ya que dependiendo de la posición en la que coloques los electrodos, ya sea más alejado o juntos, el estímulo que liberen te afectara de manera diferente. Aparte de todo lo anterior, tienes que escoger el programa que vas a ejecutar para tu tratamiento.

Para el máximo aprovechamiento de un electroestimulador, tienes que combinar todo lo anteriormente mencionado, más un programa de uso continuo hecho a tu medida, ya sea por tu cuenta o por un médico, fisioterapeuta o preparador físico.

¿Qué beneficios puedes obtener de los electroestimuladores?

Estos aparatos, en caso de que lo uses para mejorar tu aspecto físico, lograras obtener unos músculos más fuertes de los que te sentirás orgulloso, sobre todo si lo combinas con ejercicio físico y dieta.

Por otro lado, si lo usas para tratar ciertas molestias o para recuperarte de alguna lesión, después de unas cuantas sesiones, podrás recuperarte de manera sencilla y relativamente rápida.

Esto puede variar con algunos electroestimuladores de menor gama, ya que existen algunos de menor calidad que otros más completos, además de que se tiene que consultar con un doctor antes de adquirir uno de estos dispositivos.

Estos son algunos beneficios más concretos y específicos de utilizar un electro estimulador, independientemente del uso que le des:

  1. Mayor activación muscular y mayor contracción de las fibras. Se llegan a alcanzar fibras que no son posibles de alcanzar con contracciones voluntarias.
  2. Más aguante. Los tratamientos de ejercicios pasivos cansan menos, por lo que se pueden hacer más repeticiones sin sensación de fatiga.
  3. Aumento de fuerza y masa muscular. Esto se debe a lo que se trabaja principalmente son los músculos, por encima de las articulaciones. También se mejora la fuerza y la resistencia.
  4. Mínimo riesgo de lesiones. Con la electroestimulación se consigue reducir considerablemente el riesgo de sufrir una lesión al no hacer ejercicios complicados ni ser mínimamente peligroso.
  5. Mejora de la vascularización/capilarización. Está demostrado que este tratamiento ofrece una elevación de la circulación sanguínea, así como del riego linfático.
  6. Aumento de la elasticidad muscular.
  7. Eliminación de toxinas. Como con cualquier otro tipo de ejercicio, el ejercicio muscular es muy útil para eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo.
  8. Relajación muscular en periodos de estrés y reducción del dolor.

¿Qué contraindicaciones de los electroestimuladores?

Estos aparatos, en caso de que lo uses para mejorar tu aspecto físico, lograras obtener unos músculos más fuertes de los que te sentirás orgulloso, sobre todo si lo combinas con ejercicio físico y dieta.

Por otro lado, si lo usas para tratar ciertas molestias o para recuperarte de alguna lesión, después de unas cuantas sesiones, podrás recuperarte de manera sencilla y relativamente rápida.

Esto puede variar con algunos electroestimuladores de menor gama, ya que existen algunos de menor calidad que otros más completos, además de que se tiene que consultar con un doctor antes de adquirir uno de estos dispositivos.

Estos son algunos beneficios más concretos y específicos de utilizar un electro estimulador, independientemente del uso que le des:

  1. Mayor activación muscular y mayor contracción de las fibras. Se llegan a alcanzar fibras que no son posibles de alcanzar con contracciones voluntarias.
  2. Más aguante. Los tratamientos de ejercicios pasivos cansan menos, por lo que se pueden hacer más repeticiones sin sensación de fatiga.
  3. Aumento de fuerza y masa muscular. Esto se debe a lo que se trabaja principalmente son los músculos, por encima de las articulaciones. También se mejora la fuerza y la resistencia.
  4. Mínimo riesgo de lesiones. Con la electroestimulación se consigue reducir considerablemente el riesgo de sufrir una lesión al no hacer ejercicios complicados ni ser mínimamente peligroso.
  5. Mejora de la vascularización/capilarización. Está demostrado que este tratamiento ofrece una elevación de la circulación sanguínea, así como del riego linfático.
  6. Aumento de la elasticidad muscular.
  7. Eliminación de toxinas. Como con cualquier otro tipo de ejercicio, el ejercicio muscular es muy útil para eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo.
  8. Relajación muscular en periodos de estrés y reducción del dolor.

¿Cuánto tiempo tardan en hacer efecto los electroestimuladores?

Esta parte depende en gran medida de la forma y la regularidad de tu programa de estimulación y/o tratamiento, además de que tan enfocado estés en tu meta, pero dependiendo de cual sea tu objetivo, puedes tardar más o menos en notar los resultados.

Si el uso que le das a tu electroestimulador es para fines terapéuticos y/o médicos, podrás notar los cambios casi de manera inmediata, y mostraras signos de alivio al día siguiente a lo mucho.

En cambio, si el uso que le das al dispositivo es para fines deportivos y/o estéticos, podrás notar todo tu esfuerzo cosechando frutos en 2 o 3 semanas, pero solo si ejecutas de manera correcto tu régimen de acondicionamiento físico.

Estas son solo aproximaciones generales, ya que en el ámbito fitness y el deportivo, no todos necesitan lo mismo y no todos entrenan o se preparan de la misma manera.

Igualmente pasa con el alivio del dolor, ya que no todos los padecimientos musculares se tratan igual, además de que el dolor que causa es diferente dependiendo de la persona

¿Cuánto cuesta un electroestimulador?

Existen una gran variedad de modelos en las diferentes gamas en las que se dividen los electroestimuladores, pero generalmente puedes encontrar unos dispositivos muy buenos que podrían serte útiles a un precio de entre 20 a 50, pero existen modelos más completos que se pueden conseguir a un precio mucho más elevado, ya que cuestan aproximadamente entre 400  a 500 dólares, pero si quieres algo que sea igualmente bueno y que no cueste tanto, también existen muy buenas opciones a precios entre 80 a 150 dólares.

Por lo que se puede intuir, mientras más características y programas tengan un electroestimulador, su costo es más elevado, pero el precio también puede basarse en que tan fácil de usar es el aparato, en cuantas vías y/o electrodos tiene, que tan buenos son los adhesivos, cuanto puede aguantar la batería, entre otras cosas.

Espero poder haberles ayudado a entender que son y cómo funcionan estas máquinas, ya que por su creciente popularidad entre los consumidores, muchos intentan aprovecharse de la ingenuidad de las personas y ofrecerles productos mediocres a sus clientes. Gracias por haber llegado hasta el final, y tomarse el tiempo de mantenerse informado.